¿Por Qué Es Importante La Teología?

Bert Waggoner, ex–Director Nacional, explora por qué la teología es importante.


Bert Waggoner

Former National Director, Vineyard USA

Yo me considero a mi mismo como una especie de teólogo. Eso no es decir mucho porque el hecho es que todo cristiano es de alguna manera un teólogo. Ya sea consciente o inconscientemente, todo seguidor de Jesucristo es un teólogo bueno o malo, ya que todos los discípulos de Cristo tienen algún tipo de sistema de creencias y cada uno de estos reflexiona sobre esas creencias y su importancia para una vida cristiana. Eso es lo que es la teología. La teología es la disciplina que involucra la reflexión sobre la fe y la articulación de esas creencias. ¿Por qué es importante esta disciplina? Podría enumerar muchas razones, pero estas son mis diez razones principales:

Diez razones principales del porque la que la teología es importante

1. La teología nos proporciona las respuestas a las preguntas de la vida con respecto al significado de la vida: “¿Quién soy yo?”, “¿Qué estoy haciendo aquí?” Y “¿A dónde voy?”

2. La teología nos dice no solo lo que dice la Biblia, sino también lo que significa.

“Lo que significa para el pecador y el santo en su viaje de aquí para allí – cargado de mil apuros”.

“La iglesia” para ser efectiva, debe predicar la Palabra. Si la iglesia va a ser relevante, debe mantenerse a la par con los tiempos. La teología cristiana es, por lo tanto, la mezcla de lo invariable con lo cambiante “. (Bruce Shelley, ¿Por qué autoridad ?, p. 140).

3. La teología nos ayuda a reconocer a Dios no simplemente en situaciones limitadas de la vida, sino en el centro de cada situación.

4. La teología es vital para la espiritualidad.

“La devoción a Jesús no puede mantenerse por mucho tiempo sin integridad y fidelidad teológicas”. (Donald Bloesch, Las crisis de la piedad, p. 3)

“La teología reforma nuestra vida y doctrina, algo que necesitamos, porque una vida santa divorciada de sana doctrina se convierte en moralismo”. (Donald Bloesch, Crisis de piedad p. 4)

5. La teología nos ayuda más o menos a articular, nuestra experiencia de la gracia multifacética de Dios.

Dios no espera hasta que tengamos conocimiento antes de darnos gracia. Aprendemos a articular Su gracia en teología.

6.. La teología pone admiración en la adoración (Hebreos 12: 28-29).

7. La teología juega un papel profético estratégico en la Iglesia.

Pablo, predicador / teólogo, reflejó constantemente este papel. Hay cegueras en toda época de las que nadie es consciente porque están tan dispersas que se les reconoce como normales. Hay incredulidad que captura tan completamente la mente de una época que continúa sin ser cuestionada incluso dentro de la Iglesia. Hay pecados que se establecen con tanta seguridad en una civilización que ya nadie los considera pecados y pueden llegar a formar parte de la textura misma de la iglesia. Estas tres declaraciones pueden ilustrarse abundantemente a través de la historia; de hecho, la evidencia es que, en la historia, por lo general, la ceguera, la incredulidad y los pecados más peligrosos de la iglesia permanecen sin ser reconocidos hasta que traen con ellos desastre.

“Hay necesidad, por tanto, de otro servicio de Dios en la Iglesia, una disciplina en la que la Iglesia establezca una torre de vigilancia que examine la vida y la fe en todas direcciones, a fin de detectar la presencia de ceguera, incredulidad, infidelidad y pecado, y nos advierta antes de que sea demasiado tarde “. (James Smart, El ministerio de enseñanza de la iglesia, páginas 32, 33)

8. La teología hace que todas las cosas prácticas sean realmente prácticas porque su prioridad principal no es la teoría o la especulación.

“Los dos términos, ‘espiritual’ y ‘teología’, se acompañan mutuamente. La “teología” es la atención que le damos a Dios, el esfuerzo que le damos a conocer a Dios y como se revela en las Sagradas Escrituras y en Jesucristo. Lo “Espiritual” es la insistencia en que todo lo que Dios revela de sí mismo y de sus obras puede ser parte de la vida de hombres y mujeres comunes en sus hogares y lugares de trabajo. Lo “Espiritual” evita que la “teología” se reduzca en meramente pensar, hablar y escribir sobre Dios a distancia. La “teología” evita que lo “espiritual” se convierta simplemente en pensar, hablar y escribir sobre los sentimientos y pensamientos que uno tiene sobre Dios. Las dos palabras se necesitan mutuamente, porque sabemos lo fácil que es para nosotros dejar que nuestro estudio de Dios (teología) se separe de la forma en que vivimos; también sabemos lo fácil que es dejar que nuestros deseos de vivir vidas plenas y satisfactorias (vidas espirituales) se desconecten de quién es Dios en realidad y de las formas en que Él obra entre nosotros “. (Eugene Peterson, Cristo juega en diez mil lugares, p.4)

9. La teología hace que la predicación sea tan difícil como debe ser.

“Todos los predicadores deberían ser teólogos y todos los teólogos predicadores”. (Emil Brunner)

“Un predicador falso es aquel que tiene, que decir algo; un predicador verdadero si tiene algo que decir “. (Charles Spurgeon)

10. a teología hace que la oración sea tan fácil como debería ser.